Cooly G: bass, fútbol y monomarentalidad

cooly g

A través del clubber asturiano-barcelonés Rudiguito nos ha llegado una entrevista en video a la artista británica Cooly G que vale mucho la pena.

No nos gusta que sea un video producido por Adidas y la revista Vice (disculpas). Nos encanta que visibilice aspectos muy diversos de la vida cotidiana de las mujeres que pocas veces quedan reflejados en los medios con tanta claridad y naturalidad. Cooly G es una mujer de Brixton (Londres), madre “soltera” de un niño y una niña, que se dedica profesionalmente a la música electrónica y (parece que) semiprofesionalmente al fútbol.

Algunas frases de Cooly G en el video:

La verdad es que trabajé mucho durante [la producción del disco], siendo madre y todo eso, ya sabes. Pero también pensaba que lo podía hacer mejor.

Cuando decidí que realmente quería dedicarme a la música y no a otra cosa me encontré con gente negativa a mi alrededor que me menospreciaba e intentaba hacerme sentir que yo no era suficientemente buena. Pero, ahora, por otro lado, me he hecho más fuerte. Voy simplemente a lo mío y no dejo que nadie me diga nada.

Cuando tuve a Nas pensé: ¿qué voy a hacer con mi vida? Y me fui a un club y le pedí al DJ que pusiera un tema. Sólo quería ver la reacción y saber si iba a hacer esto o cogerme un trabajo de 9 a 5. Y la gente se volvió loca. Y me dije: voy a hacer siempre música. Voy a hacerlo.

En el video aparece también, en boca de un crítico y promotor musical, el tópico del “toque femenino” en la música. Es fantástico ver dentro del propio video el contraste entre esta supuesta sensualidad femenina con la alegría con que la propia Cooly G describe subidones tradicionalmente masculinizados como los asociados a un golpe de bajo o un gol.

En un artículo publicado en Bitch Magazine hace un par de años Cooly G decía: “Sobre el tema de chica/chico… ni siquiera intento pensar en ello”. Pero, como añadía la autora del artículo: “Cuando empezamos a hablar, mucho de lo que tenía que contar sobre la maternidad, la supervivencia, los celos de sus compañeros y la creación está profundamente imbricado con las formas en que las mujeres habitamos en el mundo. Decía algunas cosas que quedaban bastante lejos de la ortodoxia feminista, pero es difícil imaginar a una mujer más práctica y con los pies más en la tierra que Cooly G”.