En Coachella no hay mujeres

Rescatamos este artículo tuiteado por @buscaeunnovio y que se publicó esta semana en el magazine digital Buzzfeed.

El artículo habla de la infrarrepresentación de las mujeres en un festival tan grande como es Coachella, como leeréis a continuación. Ahora que comienza la temporada de festivales podemos hacer el ejercicio de observación de cuántas mujeres aparecen en los carteles y cuántas hay subidas en los escenarios. ¿Y como técnicas? ¿Y como público? ¿Y camareras? ¿Y como promotoras? ¿Y mánagers?

A Coachella acude mucha gente, entre fans, prensa y otra gente de la industria. El año pasado se juntaron cantidades de unas 20.000 personas cada día durante dos fines de semana. Coachella abarca diversidad de géneros y a varias generaciones de fans, lo que hace parecer el festival más inclusivo para grandes audiencias que festivales más pequeños y especializados. Curiosamente, sin embargo, todavía hay una debilidad cuando se habla del cartel de Coachella: ¿Dónde están exactamente las intérpretes femeninas?

Aunque muchos otros festivales no son mejores en este aspecto, Coachella, que se considera a sí mismo líder de la diversidad en este campo, es el más indicativo de este problema. Buzzfeed ha analizado el desequilibrio de las cuotas de género mediante la comparación de la distribución estadística de cuántas actuaciones con mujeres al frente ha habido, no solamente este año, sino desde que comenzó el festival. La investigación dirigida bajo estos términos concluye que las mujeres han sido severamente infrarrepresentadas en Coachella. Desde sus comienzos en 1999, la cantidad de actuaciones lideradas por mujeres ha sido del 16% sobre el total y en toda la historia del festival no ha habido un año que superase el 25% de artistas. Este año ha sido especialmente desproporcionado en términos de visibilidad de género.

El dato se vuelve mas problemático cuando se compara el número de cabezas de cartel masculinas con el de las femeninas. A lo largo de los 13 festivales, exactamente dos mujeres han aparecido en el nivel mas alto, Björk en 2002 y 2007 y Portishead en 2008. Esto indica que aunque se contraten mujeres en el festival, es improbable que lleguen a puestos más altos que los secundarios, como mucho. Esta claro por el gráfico que se muestra que Coachella ha dado pequeños pasos para la inclusión de género en los pasados años. Pero es especialmente llamativo que el cartel de 2013 está entre los mas dominados por hombres. En una entrevista reciente con el San Diego Union Tribune, el fundador de Coachella, Paul Tollet, afirmó lo siguente: “En general nos gusta la diversidad cuando se trata de montar el festival”. Por lo visto, según parece, debe ser excepto en términos de género.

Image

Anuncios