El malvado matriarcado mediático

Nueva entrega de nuestra sección “Alucinaciones patriarcales”: el veterano periodista musical Diego Manrique nos explica cómo unas brujas modernas dominan los medios de comunicación en España. El objetivo del aquelarre es imponer el feminismo radical (a la vista están sus logros) y fomentar la represión sexual de la población.  No se pierdan el innovador concepto de “violencia en el seno de las parejas” (no “violencia machista”, ya que los hombres también se llevan lo suyo, como ya sabíamos por el asesor de estadística de Toni Cantó). Esta pieza de periodismo de investigación se puede disfrutar completa en el libro Jinetes en la tormenta (Espasa) o en la web de El País.

Image

Ahí va el fragmento:

“Como casi todos, tengo una teoría sobre el fenómeno Bebe, su inmensa aceptación inicial y los ataques que ahora sufre. Cuando apareció Malo, era una canción impactante y políticamente correcta que coincidía con la preocupación social por el maltrato y la violencia en el seno de las parejas, Bebe se ganó el aplauso enfervorizado del matriarcado mediático, ese conglomerado de presentadoras de radio y televisión, columnistas y tertulianas, periodistas y estrellas del photocall. Con el tiempo, estas damas descubrieron que Bebe no encajaba en su fantasía de la cantautora moderna y concienciada. Si llegaron al final de su segundo disco, Y. (2009), seguramente enrojecieron con Uh, uh, uh, uh, uh, donde ella relataba una relación sexual con dos hermanos.

Bebe tendía a destaparse sin que lo exigiera el guion, y eso no lo hace una señorita. Y supuestamente soltaba barbaridades que sonaban aberrantes a los oídos de ese clan de opinadoras profesionales. Como aquello de que iba a seguir fumando, aunque estuviera embarazada. Hoy, Bebe rechaza la mayor, y hasta La Puri sale de su mutismo: “Fue en Las Vegas, en la entrega de los Premios Grammy de 2009. Fundieron dos declaraciones suyas diferentes, la noticia de que estaba encinta y otra pregunta sobre la ley antitabaco”. Eso confirma mi sospecha. Que después del entusiasmo generado por Malo, esas señoras comprendieron que no era la artista neofeminista que ellas esperaban y afilaron la guillotina”.

Anuncios

6 pensamientos en “El malvado matriarcado mediático

  1. No sé muy bien a qué se refiere este artículo, espero que mi comentario no se desvíe mucho del tema. A mí, personalmente, no me gusta Bebe como artista, ni tampoco su postura frente al tabaquismo. Cada unx es libre de hacer lo que quiera con su cuerpo, pero no se debe meter humito en los pulmones ajenos. Creo que si se le ha hecho boicot en los medios ha sido en gran parte por el incidente con el tabaco, el embarazo y el macarreo chungo con los periodistas, pero también es cierto que hay mucho artista varón que ha dicho y hecho alguna que otra burradita y que sigue en lo más alto. Algo huele raro al fin y al cabo, sí… y no creo que sea ese inexistente matriarcado mediático, precisamente 🙂

    • A mi tampoco me gusta Bebe, ni me ha gustado nunca ni su musica ni su actitud. Pero el articulo habla de como algunos son capaces de tragarse cualquier sapo con tal de sacar su machismo a pasear. Yo si creo inexistente el matriarcado mediatico, si no algunos energumenos como Dragó no tendrían espacios televisivos ni existirian la gran mayoria de programas que ocupan hoy horas en las teles.

  2. A mi me encanta lo del matriarcado mediático. Me parece una idea estupenda. El Manrique este no es más… en fin, porque no se entrena. De todas maneras, tan gracioso como matriarcado mediático es lo de “neofeministas”. De qué habla? Las feministas de toda las vida han muerto y ahora tenemos una nueva estirpe o algo así? Las neo-feministas que gobiernan el mundo quienes son? Los directores de los periódicos, revistas y programas de TV y radio? Pero, a quién se dirige este texto y qué fantasía reproduce? A mí no me gusta Bebe, pero me gusta menos la crítica musical de este supuesto país. Que malos son, por Dior.

  3. Qué artículo más lisérgico!! Bebe encumbrada y luego denostada por el matriarcado mediático!! Supongo que se referirá a Belén Esteban y Ana Rosa cuando habla de ese conglomerado de opinadoras que lo forman… Y claro cuando se vio que Bebe tenía intención de fumar durante el embarazo y hacía tríos con hermanos, ya no encajaba en el prototipo neofeminista que se caracteriza por mujeres monógamas y antitabaco… Diego, que malo malo eres!

  4. Bueno, a mi Bebe me cae bastante bien, no comparto lo de fumar, ni creo que por escribir una canción de algo tenga que ser porque le haya pasado a ella. Comparto lo del “matriarcado” hay como un estereotipo de ser feminista, pero respetando una ciertas leyes establecidas y muy viejas y claro, no puedes salirte de los limites políticamente correctos… Me gusta el blog!

  5. Manrique: “Con el tiempo, estas damas descubrieron que Bebe no encajaba en su fantasía de la cantautora moderna y concienciada. Si llegaron al final de su segundo disco, Y. (2009), seguramente enrojecieron con Uh, uh, uh, uh, uh, donde ella relataba una relación sexual con dos hermanos.
    Bebe tendía a destaparse sin que lo exigiera el guion, y eso no lo hace una señorita”.

    Señorasquehablandemúsica: “Diego Manrique nos explica cómo unas brujas modernas dominan los medios de comunicación en España”.

    ¿Seguro que habéis entendido el artículo?

Comentarios sujetos a aprobación. Únicamente se publicarán los comentarios que expresen su opinión con respeto. No digáis que no avisamos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s