Parece que no tienes ninguna otra elección

Natasha Walter, licenciada en filología y periodista, publicó en 1998 un polémico libro titulado “El nuevo feminismo”. Allí argumentaba, en sintonía con el espíritu de la época, que la igualdad entre sexos ya estaba conseguida. Sin embargo, en 2010, se retractó de muchas de sus teorías en “Muñecas vivientes: El regreso del sexismo”. Se trata de un extenso y ameno reportaje periodístico, editado en España por Turner. Cortamos y pegamos un fragmento que habla de la facilidad con la que el look alternativo pasó en Inglaterra de elemento de liberación a engrosar el abanico de “pin ups” para revistas y fiestas masculinas.

“Carly cree que la presión que sufren las jóvenes como ella se debe directamente a las industrias  de la música, las revistas y la moda que tienen tanta tendencia a considerar a las mujeres como objetos. ‘Empieza tan pronto’, me dijo. ‘Me acuerdo de ir con una amiga a casa de su novio, que era algo mayor que nosotras, cuando teníamos once o doce años, y verle mirando porno en el ordenador. Y siempre tenía en casa revistas como FHM. En realidad, está por todas partes. Quiero decir que, si pones la tele, cada dos o tres minutos sale un vídeo con mujeres bailando medio desnudas. Parece que no exista ninguna elección: tienes la impresión de que cuando crezcas tendrás que empezar a vestirte así, a comportarte así, y que no hay ninguna otra manera de hacer las cosas”. ‘Parece que no tienes ninguna otra elección’. Creo que ahí es donde radica la experiencia de Carly. La cultura hipersexual se escuda permanentemente en el discurso de la libre elección, pero las jóvenes no lo perciben necesariamente así. ‘Se apropian de todo para lo mismo’, me dijo Carly. ‘Antes podías tener una pinta indie, alternativa’. Ahora Carly se encuentra con que, aunque vista como lo hace (ese día, pantalones militares y un top negro de cuello blanco, además de piercing en la nariz), su pinta no tiene nada de alternativa. ‘Me gusta que mi manera de vestir refleje como soy, pero ahora ha aparecido también esa sociedad basura que lleva a chicas alternativas a las discotecas para que hagan espectáculos de striptease y todo eso. Han cogido lo que era parte de la escena alternativa y lo han convertido en otra pieza de la cultura cutre”.

Anuncios

Un pensamiento en “Parece que no tienes ninguna otra elección

  1. Gran texto que desmonta dos argumentos recurrentes contra el activismo feminista: el de la libertad individual y el de la libertad sexual (ante el supuesto “puritanismo” del feminismo).

Comentarios sujetos a aprobación. Únicamente se publicarán los comentarios que expresen su opinión con respeto. No digáis que no avisamos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s