Mujeres en las series

 

Personajes femeninos en las series ATENCIÓN SPOILERS

Hoy presentamos un repaso de algunos personajes femeninos que se pueden ver en series que no son especialmente feministas. Son personajes que nos han llamado la atención por su fuerza, por que rompen estereotipos o precisamente por ser muy conservadores y reflejar roles tradicionales de la cultura patriarcal. Sabemos que hay muchos más, así que si os animáis a comentar algunos que os resulten interesantes hacédnoslos llegar y los publicamos.

Carmela Soprano (The Sopranos) Image

Carmela es la esposa de Toni Soprano, el capo de la familia Soprano de New Jersey. Como esposa de mafioso tiene que aguantar todo tipo de infidelidades como parte del contrato matrimonial ya que la cultura italoamericana que refleja la serie es tremendamente patriarcal, tradicionalmente el marido tiene una o varias amantes bajo el consentimiento no informado de la mujer. A cambio de esto como una Mayte Zaldivar latinoamericana, Carmela cuenta con un alto nivel de vida y no pregunta de dónde sale el dinero para ello. Las relaciones son dibujadas como totalmente asimétricas, los abusos y malos tratos son habituales y las mujeres, sin bien en la serie cuentan con mucho peso, en la sociedad que describen son una especie de objeto decorativo descartable.

Carmela es sin embargo un personaje de carácter fuerte, es un punto de apoyo para Toni, y aunque en distintos momentos pone un límite y rompe la relación con éste, acepta el pacto desigual que se le propone. Carmela representa en la cultura patriarcal la imagen maternal que sostiene el hogar y al propio protagonista, la esposa santa que obtiene respeto mediante el matrimonio, mientras Toni encuentra fuera del hogar otras mujeres donde depositar su deseo y transgredir el respeto.

Skyler White (Breaking Bad) Image

Este personaje es muy interesante por su evolución en la serie. Comienza siendo un personaje secundario bastante opacado por el principal, su marido Walter White, se presenta como una esposa convencional, embarazada y madre de un adolescente con una discapacidad, incluso nos resulta un tanto mojigata y moralista. Durante mucho tiempo el único aspecto que conocemos de Skyler es la relación con Walter, no sabemos nada de ella. Según el personaje de su marido va avanzando y complejizándose, también lo hace Skyler. Comenzamos a observar más su presencia, el personaje se enfrenta a sus conflictos desterrando algunos de sus valores y sin embargo, a medida que superpone una cierta moral a otra la vemos más empoderada. Con este personaje nos encontramos con el dilema de que es violencia, si los engaños y mentiras a los que su marido le somete creando una relación de doble fondo pueden considerarse violencia o no porque son por un supuesto buen fin, se pervierta este o no a lo largo de las temporadas de la serie. El caso es que Skyler es estimulada a encontrar una distinta versión de sí misma a partir de los embolados de Walter. Skyler White no cuenta con mucha simpatía en las redes, pero a mí me parece un personaje a revindicar por los interrogantes que plantea, por la exploración de los complicados caminos del empoderamiento.

Carrie Mathison (Homeland) Image

Reconozco que este personaje me generaba rechazo hasta que mi amiga Mabel me hizo verlo con otros ojos. La serie en sí misma no me causaba mucha simpatía por el tufillo americanista que tiene, aunque como siempre, terminé enganchada. Carrie es una agente de la CIA especializada en Oriente Medio. Nicholas Brody es un excombatiente que ha estado 7 años secuestrado en Irak por Abu Nazir, un terrorista de Al Qaeda y del cual Carrie sospecha de colaboracionismo. Por aquellas cosas de los guiones Carrie y Brody se encuentran y se enamoran. Supuestamente Carrie se lía con Brody para sacarle información, esto no queda muy claro en la serie que sea así, parece que la intención es mostrar que ni ella misma sabe que está haciendo y entre las labores de espionaje y los revolcones, se enamoran. Los aspectos positivos del personaje son que tenemos una serie de intriga política y cierta acción con un personaje femenino protagonista, algo bastante difícil de encontrar. Además Carrie es una mujer muy inteligente e incomprendida gracias a la cual se evita un atentando de características monumentales. El aspecto negativo es que tiene un trastorno mental, para una vez que tenemos una heroína, resulta que es bipolar y se brota en plena serie. Carrie es un poco desastre: es una workaholic, no tiene nada para comer en casa y todo el día está bebiendo, además por si fuera poco es irregular con la medicación que le consigue su hermana porque si se la recetan oficialmente le descubren en la CIA y le echan. Es inestable, se pone en riesgo siempre, no se le conocen relaciones y se implica emocionalmente más de lo debido en su trabajo. Por todo esto no tiene mucha credibilidad en la CIA, aunque reconocen su valor como experta y a pesar de sus poco ortodoxos métodos terminan por hacerle caso in extremis. Es un poco heroína anti-heroína, a veces me resulta un poco envenenado su protagonismo, una mujer muy inteligente pero enferma, el precio que paga para ser una mujer que se desarrolla en el espacio público es su salud mental, en el fondo parece una advertencia “ya sabéis chicas que si os salís de la norma lo pagáis”. Por otra parte nos gusta Carrie, nos gusta que sea tan lista y que tengan que darle la razón, es una heroína ambivalente, pero al menos empezamos a tener heroínas aunque sea para cuestionarlas.

Betty Draper (Mad Men) Image

Que podemos decir de las mujeres de Mad Men, se han escrito ríos de tinta ya con Mad Men. Normal, es una serie apasionante donde las relaciones de desigualdad están magistralmente descritas. Betty Draper es un personaje que ha evolucionado mucho y despierta encendidos comentarios. Comenzó siendo una esposa modélica, bellísima y muy elegante, una esposa de los años 50: dedicada a su hogar, sus hijos y paciente con su marido, con unas espaldas anchísimas para aguantar mil y un engaños, siempre en su lugar como una perfecta actriz secundaria y… deprimida. Durante la primera temporada de Mad Men Betty es el perfecto cuadro de el “problema que no tiene nombre” que diría Betty Friedan, confinada en el hogar como una jaula de oro, sin subjetividad propia, aunque no se puede decir que estuviera esclavizada porque describen una familia acomodada de clase media, Betty Draper en cierto modo está esclavizada emocionalmente y anulada por la vida familiar American middle class. Es infantilizada por su marido, quien hasta controla sus sesiones de psicoanálisis y configura el perfecto florero. Hasta aquí Betty Draper cuenta con la simpatía del público y su condescendencia porque es una mujer a la que hay que compadecer, al igual que Skyler White, las criticas comienzan cuando empiezan a volverse malas y es que el derecho al mal de las mujeres todavía no se encuentra igual de erótico que el de los hombres. Cuando Betty Draper se separa de Don empieza a caer mal a la gente. Betty se casa con otro tipo y empieza a mostrarse como una madre despótica (primera transgresión del ama de casa perfecta) y a amargar a Don con sus demandas (segunda transgresión). No es que defienda el revanchismo y menos aún el maltrato infantil, pero después del ninguneo al que Don le tenía sometida, algo de rabia tenía que tener. Cuando Don se casa con otra mujer comienzan también las comparaciones y los bandos: la nueva esposa otra vez complaciente y sistemáticamente agredida de Don es la preferida del público, mientras Betty recibe las críticas.

Joan Holloway (Mad Men)

Joan es el personaje femenino más sexualizado de la serie, con un físico explosivo, es una eficiente jefa de personal que se ha abierto camino por casi la única vía permitida en ciertas épocas, acostándose con el jefe. Sin embargo Joan ha aprovechado la oportunidad y es reconocida en su trabajo constituyendo una parte fundamental de la empresa. Joan Holloway es el paradigma de la mujer moderna; por muy avanzadas que nos creamos lo que le pasaba a Joan hace 50 años ocurre ahora: eficiente en su trabajo, inteligente, muy hermosa, liberada sexualmente y además solícita esposa y a pesar de ello expuesta a violencia machista (en la serie es violada por su novio) y sola ante la papeleta de los cuidados. Por las características del personaje pareciera que los guionistas podían haber estado tentados de crear una Joan ambiciosa y rival de sus compañeras femeninas, de hecho comienza aleccionando a Peggy para que ésta utilizase sus encantos de mujer en la primera temporada, sin mucha fe en las capacidades profesionales o tal vez en las oportunidades del entorno. Sin embargo no es así, y según el personaje evoluciona se muestra un carácter en complicidad con otros personajes femeninos, especialmente con Peggy Olson.

Peggy Olson (Mad Men)

¿Qué podemos decir de Peggy Olson que no se haya dicho ya?, increíble personaje: chica de origen humilde, más bien mojigata sin mucho conocimiento de la vida, llega a empresa de publicidad, comienza como secretaria y llega a ser redactora por todo lo alto, embarazo secreto de por medio. El cambio de personaje de Peggy es espectacular constituyendo una metáfora del avance sociolaboral de las mujeres a lo largo del siglo pasado. Es uno de los caracteres más interesantes, no solamente por el desarrollo al que se le somete, también por lo que nos muestra: el costumbrismo de un cierto sector de la inmigración norteamericana, sus experiencias con el mundo homosexual, beatnik, con la modernidad de la época. Su relación con Don es también apasionante, es su protegida pero al mismo tiempo es exprimida y exigida por él, es de los pocos personajes femeninos que están a salvo de la seducción de Don, a veces es una relación más fraternal que paternal para un Don siempre dependiente de las mujeres. La fortaleza y determinación de Peggy es asombrosa, es una luchadora en un mundo en el que el respeto por las mujeres y el reconocimiento no es lo habitual.

Alicia Florrick (The Good Wife) Image

Alcia Florrick es otra ama de casa y madre abnegada, hasta que descubre que su marido se ha acostado 18 veces con una prostituta y con todas las que se descubren después. Es la protagonista de The Good Wife, ya el nombre lo dice todo, es la esposa del fiscal del Estado a quien le descubren un escándalo sexual y le meten en la cárcel. Esto es lo mejor que le puede pasar a Alicia, después del bochorno de ser la cornuda oficial en el ojo público Alicia se pone a trabajar de abogada recuperando así su olvidada profesión, ya que se ha pasado 15 años ejerciendo de esposa y madre. La serie es muy convencional, incluso cuando se tocan temas políticos como el conflicto Israel-Palestina o se habla de Venezuela, da un poco de vergüenza ajena, la propaganda el partido demócrata se respira por todos lados, pero presenta un personaje que puede ser referente para algunas mujeres. Alicia está sometida continuamente al juicio público por la relación con su marido, nos hace pensar a veces en una especie de “La costilla de Adán” moderna ya que ambos se dedican a las leyes y con bastante menos gracia, pero nos quieren hacer ver como Alicia no se aprovecha de la posición de su ex sino que es ella misma por su propio trabajo quien se hace un hueco en el mundo laboral. De nuevo observamos aquí la división patriarcal de las mujeres en torno a su sexualidad: Alicia es la esposa buena que espera en casa, con una vida sexual posiblemente mediocre mientras su marido está por ahí grabando videos porno y fumando porros con otras mujeres con las que se lo pasa pipa. Dibuja un escenario de igualdad muy de NOW, de señora blanca de clase alta norteamericana, pero en realidad el perfil de mujer engañada y anulada que retoma una profesión por necesidad y descubre toda una vida para sí misma, es extrapolable a otros contextos, señora que dice hasta aquí a su marido y que no tiene remordimientos si dedica toda su energía a una actividad que no es el cuidado.

Kalinda Sharma (The Good Wife)

Este personaje me encanta. Kalinda es la investigadora del bufete de abogados donde trabaja Alicia Florrick. Es un personaje misterioso de quien no se sabe mucho, se van descubriendo detalles a lo largo de la serie: un pasado desconocido e inventado y una sexualidad distinta a lo esperable a una serie con aspecto muy convencional, Kalinda es bisexual. Es una heroína, gracias a las pruebas que descubre consiguen ganar muchos casos y todo ello limpiamente, es de lo más eficaz. Su carácter es un tanto impenetrable al principio, Kalinda es una especie de protectora de Alicia y poco a poco se hacen amigas hasta que Alicia descubre que Kalinda, cuando trabajaba para él, también se ha acostado con su marido, una empieza a pensar que quien no. Este es un punto de inflexión en la serie, la alianza femenina se rompe por culpa del incontrolable deseo sexual de Peter Florrick, aunque me sorprende un poco que no se hace una lectura en función del abuso de poder que esta relación de Peter con su empleada supone, tampoco se cargan mucho las tintas contra Kalinda. Todavía no he terminado de ver la serie pero apuesto a que la sororidad femenina triunfa y me gusta la idea de un montón de señoras de mediana edad norteamericanas consumiendo algo distinto a envidias, insidias y traiciones femeninas.

Anuncios

23 pensamientos en “Mujeres en las series

  1. Solo he visto dos capítulos de Homeland, asi que no me toméis muy en serio, pero sospecho que el personaje de Carrie es machista, y camuflado de una forma un poco dudosa. Es decir, la convierten en bipolar, cumpliendo y perpetuando el estereotipo machista de “las tías están locas / son unas histéricas / unas cabezotas / no las entiendo”, pero lo justifican a ojos de las mujeres con… una enfermedad? No suena un poco jodido?

    Pero repito, solo he visto dos capítulos, lo suelto ahí por si a alguien se le ocurre algo.

  2. Con Breaking Bad siempre he tenido la impresión de que a las mujeres se las representa como obstáculos para que los hombres disfruten plenamente sus aventuras. Son las aguafiestas oficiales. Creo que el rechazo a Skyler es consecuencia de este punto de vista que la serie ‘impone’ al espectador, de manera inconsciente… espero. Pese a todo, el personaje de Skyler no ha podido evitar tener una transformación tanto o más interesante que la de su marido. Es el personaje que mejor permite al espectador plantearse qué harías en su situación, y por tanto con el que, al menos yo, consigo identificarme más fácilmente.

  3. si, a mi tambien me parece que en Breaking Bad los personajes femeninos son muy negativos, la hermana de Skyler también tiene muchas críticas. Sin embargo la evolución de Skyler es mucho mas positiva e interesante que la de Walter, tal vez porque no esperabamos mucho de ella. Sobre Homeland, pues yo pienso un poco eso, que lo de su enfermadad es la oficialización del cliche de histerica pero por otra parte como os deciamos tambien mola que haya heroinas femeninas aunque sean un poco debiles y ambivalentes, al menos ella es mas interesante que los chicos de la serie.

  4. Sobre Homeland. Una de las formas culturales androcéntricas de recordar/reafirmar la naturaleza y el destino que espera a cada sexo es mostrar a los personajes femeninos como víctimas y exhibir violencia explícita sobre ellas. Sobre todo, como decís en el artículo, cuando son mujeres con poder, capacidades sobresalientes o independencia, como Carrie.
    No quiero introducir SPOILERS, pero el final de la primera temporada, en lo que se refiere a Carrie, me pareció lamentable, obsceno, sádico y un delirio misógino. Destrucción absoluta de la dignidad (y de lo que la hace tan excepcional entre sus colegas, su inteligencia y memoria) autorizada por ella misma. Orgía de castigo y sumisión mental (masoquista, porque era consentido).
    ¿Era necesario? ¿Hasta ese límite? ¿Teníamos que verlo?
    El precio a pagar

    misma.

  5. Tienes razon en lo que dices de la humillacion consentida de Carrie, es un poco la manera de reforzar lo enfermo del personaje, cuando ella misma lo reconoce y se somete al abuso (por otra parte nada ajustado a la realidad)

  6. *Por supuesto, más spoilers*

    Para mí hay una cuestión fundamental que legitima casi cualquier personaje -de mujer o no- en la ficción: que presente una evolución, que viva el conflicto, que no quede al margen del mismo, y que responda a él. Por eso defiendo a capa y espada a Skyler, de ‘Breaking Bad’. ¿Que empieza como madre y esposa (opino que no precisamente amantísima, su infelicidad se palpa desde bien pronto), organizadora de intervenciones ‘talking pillow’ en mano e irritante agente de la moral tradicional de los suburbios estadounidenses? Pues sí. Pero cuando el cambio aflora, ella es parte de él, y de qué manera.
    Estamos hablando de una madre y esposa que:
    Aparta a sus hijos durante un tiempo. Y, planteo: ¿lo hace sólo por miedo o también por una situación sencillamente abrumadora que le provoca una necesidad de espacio vital ineludible? ¿No es ya un valor que la forma de abordar ese “abandono” permita esta lectura? ¿No rompe con toda una tradición de malas madres imperdonables?
    Además vive la, llamémosla infidelidad, con lucidez, con prioridades claras (ella, la prioridad es ella) y, sí, con conflicto; pero no flagelación.
    Toma las riendas de su vida. Quita y pone, reorganiza, se empodera (me guste más o menos que ese empoderamiento vaya dirigido a salvaguardar un estatus familiar aparente y un nivel económico golosón).
    Expulsa de su vida o reubica imponiendo límites, todo aquello que, desde su punto de vista, está haciéndole más mal que bien. Tarda un poco en hacerlo, llora en el proceso, se desquicia… Pero es que, a ver, yo lloro y me desquicio, especialmente en etapas de cambio, muy concretamente en esas rachas en las que me pongo en jaque a mí misma.
    No sé, a veces veo cómo valoramos los personajes interpretados por mujeres en función de su poder dentro de la serie o película. Me incluyo en el saco. Pero al final del día, al final de la temporada, lo que quiero es mirar atrás y encontrar una evolución que me resulte coherente -y la coherencia, para mí, incluye también contradicciones- una progresión que no presente picos de indefensión claramente artificiales ni lo contrario.
    Y esto me lleva a lo que odio de Carrie, de ‘Homeland’, que no tiene nada que ver con su enfermedad mental y que es lo mismo que me repatea de Olivia en ‘Fringe’, de Lori en ‘The Walking Dead’ o de Kate en ‘Lost’. El permanente estado psicótico de Carrie sólo me supone un problema, ajeno a la cuestión de género y relacionado sencillamente con la trama: no me creo un personaje tan psicótico en la CIA. Psicópata sí, psicótico esquizoide a las claras, oye, pues no. Lo que me cabrea de Carrie, Olivia, Lori o Kate es que, habiendo dejado claro a lo largo de muchos episodios que son perfectamente capaces de patear culos de terroristas, malos de otra dimensión, zombis asesinos o “los otros”, de repente, siempre hay un momento en el que se convierten en damiselas en apuros. Y es tan, pero tan claro, que esas escenas no están relacionadas ni con la psicosis de Carrie, ni con el embarazo de Lori ni con, no sé, los momentos “morritos” de Olivia y Kate, que no lo puedo soportar. Son, sencillamente, escenas encajadas de mala manera, sin ningún tipo de respeto por la atención del espectador ni la cohesión del personaje, para ofrecer ese momento lagrimita en el que todas, ay, necesitamos la ayuda de un caballero andante (aunque acabemos de salvarlo de morir a manos de hordas de zombis).

    En fin, que a veces soy una histérica, que a veces sufro ansiedad, que de vez en cuando me tambaleo, que tengo mis momentos blandos; pero que lo que me define, si acaso, es mi intención, mi hacia dónde. Y en ese sentido, ¡que viva Skyler!

  7. También está Olivia Dunham de Fringe, estaría guay que la añadierais, aunque la serie acaba de terminar.
    En The Good Wife también tenéis a Diane Lockhart. Es de las mujeres más poderosas y sororistas (juju) que salen en la tele, la he echado de menos aquí.
    Sarah Lund de Forbrydelsen debería estar también, sin duda.
    Y bueno, ya sabemos que hay muchísimas más y muy interesantes, pero entiendo que no vais a estar esclavizadas por este post para toda la eternidad. 😉

    PD – Kalinda encuentra las pruebas de la manera que sea, lo de limpiamente no sé de dónde lo habéis sacado! :O

    • Diane Lockhart es que no nos resultaba muy interesante, como personaje esta bien, empatizas con ella y tal pero es un poco lo que comentabamos: demasiado NOW y american ¿middle? class, es un perfil mas plano, pero entiendo que puede ser interesante para otra gente, puestas a elegir nos quedamos con Kalinda. Sobre los metodos “limpios” de Kalinda nos referimos a que, claro en comparacion con Blake, ella es exquisitamente metódica. De los personajes de las otras series no podemos escribir porque no las hemos visto pero si te apetece adelante, podemos hacer muchas partes del tema series.

      • Puestas a elegir, todas nos quedamos con Kalinda, claro que sí! Pero opino lo siguiente: americana, de clase alta o lo que queráis, tener a una jefaza de un bufete de abogados en la tele que no se caracteriza por ser una bruja o fastidiar la vida a otras mujeres sino lo contrario, me parece destacable.
        En cuanto a hacer más partes del tema series, estaría genial. Yo estaré aquí con las palomitas, eso sí. 🙂

  8. Carrie de Homeland no podían darle un protagonismo de tipa inteligente y libre, tenía que ponerle el sambenito de “loca de atar” que tanto le gusta al patriarcado colocarnos.

    Echo en falta a la relación de poliamor de “Big Love” a la magnificas Barbara Henrickson, Nicolette y Margene Heffman.

  9. Estaría muy bien si pudieses comentar sobre “United States of Tara”. Cuya primera temporada me gustó mucho. Si no la tenéis vista os la recomiendo.

    • Muchas gracias por la sugerencia, por todas las que nos haceis, pero os recuerdo que esta pagina es abierta y colaborativa, asi que si quereis comentar alguna de estas series podemos recibir vuestros posts en nuestro buzón y publicarlos 🙂

  10. Voy a hablar de Mad Men serie en la que pienso que los personajes femeninos son mucho mas ricos que los masculinos. Este comentario es un spoiler puro y duro

    Cierto que Betty empieza a caer mal cuando se separa de Don pero es por la manera de separarse: lo hace sólo cuando encuentra a un hombre que “se haga cargo” de ella de una posición economica y social mejor que su marido pero sigue viviendo la misma vida que le hace profundamente infeliz y no quiere que Don lo sea. Con su hija le pasa algo parecido, no soporta que sea rebelde (quizá porque ella es incapaz de hacerlo)

    Joan se empeña en ser independiente por más difícil que lo tenga. Podría haberse quedado como la eterna amante de su jefe en una posición privilegiada entre las trabajadoras de la empresa esperando que él la reclame o pase de ella a placer; podría haberse casado y quedarse de ama de casa; podía no haberse separado del marido y quedarse en una posición socialmente más cómoda (sobretodo teniendo un hijo). Otro aspecto es que por mucho que la machaquen sigue siendo la única buena persona entre los jefes de la oficina.

    Peggy es la única que no mantiene una relación patriarcal con ninguno de los hombres que le rodean, de hecho es la única mujer a la que Don trata como un colega aunque laboralmente abuse de ella o se le ningunee por el hecho de ser mujer. Esbrutal el giro que da en la serie de una muchacha mogigata, católica con una madre afixiante a llegar a relacionarse de igual a igual con los hombres, incluso con su novio.

    Hablo de esta serie porque si me paro a pensar es la única serie que cuando comento con la gente que conozco hablamos más de las mujeres que de los hombres (quitando mujeres desesperadas pero eso es otro cantar)

    • Estoy de acuerdo con que los personajes femeninos de Mad Men son mucho mas ricos que los masculinos, pero no con que se odia a Betty por la forma de separarse para instalarse en el mismo tipo de vida. Si se hubiera separado sin otra pareja se la odiaría igual, la cuestión es que jode al protagonista y deja de ser la mujer complaciente que era con Don. De acuerdo con que envidia la rebeldia de la hija (personaje apasionante por otra parte) pero creo que describe un lugar en el que muchas mujeres han estado confinadas mucho tiempo,y siguen, y es el de el ejercicio del poder, perverso a veces, en la sombra como única identidad. Es un lugar y una identidad que pivota entre la de victima o verdugo pero es el muy común lugar del ama de casa cuya única forma de rebelión es la agresión. Me da la sensación a veces que la serie,o somos ya el publico por costumbre, busca de nuevo el binarimo entre las dos esposas de Don, cuando ambas en realidad lo padecen.

      • De acuerdo en que las dos lo padecen, de hecho las relacion de Don con las mujeres es siempre paternalista (exceptuando a Peggy) pero lo que hace Betty es separarse de Don para entrar en otro matrimonio igual que le hace profundamente infeliz. Llevas razón enque en la relación desigual clásica de marido trabajador y ama de casa la única defensa de una mujer es la agresión pero siempre me ha molestado en que la mujer se dedique a señalar a los culpables de esa situación (que no digo que no los haya) que a realmente hacer algo para intentar cambiarla. Entiendo que las circunstancias son las circunstancias pero caer en esa espiral no lleva a ningun lado.

  11. De las series que aparecen solo veo Breaking Bad, así que solo puedo decir que coincido con lo que se dice de Skyler White. En ocasiones y sobre todo al principio no cae muy bien porque no sabes de qué va la tía, pero luego mola mucho 😛

  12. Me estoy dando cuenta de que todos los personajes que hemos comentado, excepto Kalinda, son blancos. Pienso que a no ser que la serie sea especificamente de negros no hay personajes de otras razas, supremacía blanca en las series norteamericanas.

  13. Me sorprende que no haya salido ninguna de Bones, porque quizá es la que he visto jugar más claramente con las asunciones de género y tener varias protagonistas femeninas en intriga policiaca. Obviamente tiene sus matices: Bones es inteligente, objetiva, eficaz y mantiene cierta distancia con la moral tradicional desde su perspectiva de antropóloga (además de una muy sana vida sexual de la que hace gala sin complejos), pero a costa de una evidentísima falta de empatía que hace que así de entrada caiga peor (qué “poco femenino” la falta de empatía); además va en binomio con Booth que personifica todos los valores americanos, masculinistas y “campechanos”. Si nos fijamos en ellxs dos nada más podemos entender la serie como un constante juego entre lo masculino y lo femenino, la ciencia y la intuición, el academicismo y la escuela de la vida… en fin.

    Sin embargo también se hace compleja la cosa por la tensión sexual abiertamente obviada entre ambxs, que al final *SPOILER ALERT* termina en un embarazo de ella. Es interesante ver cómo plantean la maternidad en este personaje tan supuestamente frío -da para debate sobre lo esencial o no del instinto maternal-; el caso es que ella en ningún caso se plantea su trabajo como algo opcional, a pesar de la insistencia de él (algo así como la voz del patriarcado en la mayor parte de las cosas) en “salvarla” constantemente.
    A ver, la serie de todas formas es muy conservadora (episodios que reflejan prácticas sexuales no convencionales y demás disidencias tienen un fondo suuuper moralista) y claro que hay escenas de princesa en apuros y todo eso, porque creo que lo deben dar en las escuelas de guión como parte necesaria de la historia. Pero igual el hecho de que ya se abra el abanico de modelos femeninos en terrenos que no sólo son lo privado (sabemos secundariamente qué pasa con la vida privada de los personajes, pero lo principal es la trama y las interacciones en cuanto a lo policiaco) es un paso.

    De todas formas para mí en realidad las dos más interesantes son dos personajes secundarios: una Cam, la directora y jefa de Bones, porque es científica, objetiva, eficaz etc igualmente pero también tiene gran conexión con la gente, es muy asertiva y tiene autoridad. Es madre adoptiva y se la muestra muchas veces con quebraderos de cabeza tipo “no tengo ni idea de qué hacer” (rompiendo un poco la idea esta de que las mujeres nacemos con el chip madre ya puesto), aunque luego al ser la hija adolescente es un poco ambivalente el mensaje que da (le preocupan sus novios, etc). En cualquier caso establece relaciones de compañerismo y complicidad con todas las mujeres de la serie.

    El otro personaje que me interesa es Angela, la artista especializada en identificacion que también es algo así como la confidente de Bones, su punto de contacto con la realidad, lo que se considera normal y los sentimientos del resto de las personas. Con diferencia el personaje más “femenino”, con mayor cercanía… el rollo de ser artista ayuda también a desterrar el halo racional del resto de personajes. Sin embargo tampoco es del todo normativa puesto que desde luego se la presenta como una profesional muy dedicada a su trabajo y luego según avanza la serie descubrimos que es bisexual, aparecen parejas estables femeninas…

    (Ambos personajes por cierto que no son blancos…. siempre me viene a la mente lo de las cuotas en las series bienpensantes americanas: para qué hacer un elenco de personajes variados positivos si puedes juntar todo en uno mismo que sea una japonesa emigrada empoderada en su recién descubierto lesbianismo? O eso parecen pensar…)

  14. También sería interesante hacer un análisis de “New Girl” y el personaje de Zooey Dischanel. Creo que estudiar a las mujeres en la serie de Lena Dunham y de Dischannel puede ser revelador pues se supone que representan a la generación actual y que son chicas “indies”. Sin embargo mantienen actitudes de la mujer tradicional, viven entre dos mundos.
    Por otra parte, estoy totalmente de acuerdo con que Sally, de Mad Men, es un personaje fascinante a pesar de su corta edad. En cuanto a Bones, ellos y ellas me resultan demasiado insulsos. Me parece una serie descafeínada.

Comentarios sujetos a aprobación. Únicamente se publicarán los comentarios que expresen su opinión con respeto. No digáis que no avisamos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s