Greil Marcus, pope de la crítica, sobre la exclusión de las mujeres del periodismo musical

ellyn__greil_holding_good_shit-1024x768

Hace un par de meses Rockdelux publicó una entrevista con Greil Marcus, un nombre destacado de la crítica musical en todo el mundo y autor de una decena de libros sobre figuras como Dylan, Elvis Presley y Sex Pistols, entre otras. Extraemos las dos preguntas donde se tratan cuestiones de género.

¿Tiene solución la exclusión de las mujeres del periodismo musical?
Hace más de veinte años que rechazo participar en mesas de debate donde no haya ponentes femeninas. En su mayoría, quienes organizan estas mesas reconocen que ni se les había pasado por la cabeza invitarlas. Hay incluso mujeres gestionando estas charlas que se sorprenden de mi postura. Otra gente me pide que les recomiende a alguien porque no son capaces de pensar en una sola crítica cultural que no sea del sexo masculino. Mi decisión no es una exhibición de buenos sentimientos, más bien tiene una explicación práctica: las mujeres aportan puntos de vista que a los hombres nunca se nos ocurren. Lo descubrí en una mesa donde analizábamos la película El mensajero del miedo (John Frankenheimer, 1962). Al final del acto se me acercó una señora a decirme que para ella lo principal de la trama eran los personajes femeninos. Expuso una teoría que no comparto, pero los hombres nunca hubiéramos llegado a esas conclusiones. Una mesa sin mujeres tiene la visión mutilada.

Entonces, ¿consideras un problema que la mayoría de la gente que se dedica a la crítica musical sean hombres y blancos?
Sin duda. Eso estrecha brutalmente la visión que ofrecemos. Para mí, el mejor periodismo musical que se hace actualmente hay que buscarlo en las novelas, donde ellas tienen un papel destacado. Por ejemplo en Verónica (2005) de Mary Gaitskill. Habla de una correctora editorial y una modelo metidas en el mundo del glamour de Nueva York en los años ochenta. No es una historia perfecta, pero hay ciertos pasajes sobre la obsesión musical, sobre el deseo de sumergirte dentro de una canción, que son de lo mejor que he encontrado en mucho tiempo. Habla de los efectos reveladores que puede tener cierta letra o cierto ritmo en un periodo concreto de tu vida. Otro ejemplo podría ser Eat The Document (2006) de Dana Spiotta. Trata de una pareja de radicales de las protestas contra la guerra de Vietnam que deben separarse y borrar su pasado para no pagar con la cárcel una de sus acciones. Años después su hijo adolescente descubre la música política de los setenta mientras estallan las protestas antiglobalización de los noventa. Es un viaje en el tiempo que contrasta ambas épocas.

Anuncios

Un pensamiento en “Greil Marcus, pope de la crítica, sobre la exclusión de las mujeres del periodismo musical

  1. Pregunta: ¿es lo mismo un periodista musical que un crítico/a musical? Yo no lo creo, ¿ustedes podrían hacer una distinción más clara?, por favor. Estoy haciendo mi tesis sobre esa diferencia y me gustaría saber su opinión

Comentarios sujetos a aprobación. Únicamente se publicarán los comentarios que expresen su opinión con respeto. No digáis que no avisamos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s